Posts Tagged ‘Rafael Puyol#8217;

16
Sep

San Esteban de Pravia

Written on September 16, 2010 by Rafael Puyol in IE Humanities Center

Por Rafael Puyol

Los cursos de verano organizados por las universidades españolas han proliferado por todo el territorio. Procuran ofrecer cursos y seminarios que las apreturas y el encorsetamiento de los estudios invernales no permiten y, aunque no todos los productos tienen la calidad exigible, cumplen un papel decoroso en la puesta al día o en la reflexión sobre asuntos relevantes. Los programas estivales de las Universidades clásicas son impartidos y atendidos básicamente por los protagonistas habituales del sistema universitario: los profesores y los alumnos del invierno que prolongan su actividad durante el estío con más desenvoltura y menos ropa. Con estos cursos nuestras instituciones prolongan su función académica que si bien pierde solemnidad gana frescura y lozanía.

Pero no quiero hablarles hoy de los grandes programas de verano cuya consideración, aunque laudatoria, autorizaría, sin duda, algunas críticas. Quiero hablarles de una función más modesta, pero no menos importante, que durante el verano realizan algunas Universidades, con otro alcance y otro público. Me sirve como ejemplo la experiencia que lleva a cabo en Asturias la Universidad Rey Juan Carlos.

Hace unos días tuve la fortuna de participar en una jornada sobre los indianos que la Universidad organizó en San Esteban de Pravia. Cartel de lujo (José Luis García Delgado, Armando de Miguel, Pedro González Trevijano en el papel de Rector-Moderador y la menos notable de este modesto articulista). Presencia de autoridades locales y regionales, engalanado el cuerpo y el espíritu para la ocasión. Y lo más importante de todo: un público numeroso, de formación dispar e intereses variados, pero entregado a la jornada y su temática con la ilusión del principiante y la generosidad del agradecido.

Esta es una auténtica labor de extensión universitaria que es también función de la Universidad. Nuestras instituciones no deben conformarse con desarrollar una enseñanza de calidad o una investigación puntera; han de ser también instrumentos eficaces de trasmisión de cultura a toda la sociedad.

12
Feb

Trabajadores y pensionistas

Written on February 12, 2010 by Rafael Puyol in Arts & Cultures & Societies

Rafael Puyol

Acaba de publicarse la proyección de la población española a largo plazo, ese diagnóstico de cuántos y cómo seremos a mediados de este siglo. La proyección llega en un momento de intenso debate. Se discute si hay que retrasar la edad de jubilación o si resulta conveniente recibir más inmigrantes en una situación de paro tan desesperante. Y son discusiones en las que se entremezclan componentes económicos, sociales e ideológicos y que carecen casi siempre de las necesarias bases demográficas.

La demografía es ciencia de luces largas. El 2049 parece lejano, pero la mayoría de los que vivirán en esa fecha han nacido ya. La población (48 millones) será entonces 2 millones mayor que la actual, pero el crecimiento declinará de forma intensa. El aumento natural será negativo desde 2020 debido sobre todo a un fuerte incremento de las defunciones. Crecerá la esperanza de vida (más de 84 años los hombres y casi 90 las mujeres), pero los mayores de 64 años llegarán a un 32% de la población total. Y lo que resulta más preocupante: de cada 10 personas en edad de trabajar habrá casi 9 potencialmente inactivas (menores de 16 y mayores de 64).

Este contexto provocará dos consecuencias, una inevitable y otra corregible. La primera es que necesariamente tendrá que haber más inmigrantes (la proyección estima el flujo anual inmigratorio en 400.000 personas desde el 2019). La segunda que resulta conveniente elevar la edad de jubilación. Otra cosa es que éste sea el mejor momento de proponerlo o que la prolongación deba conjugar junto a los criterios de edad, los vinculados a la profesión, los años de cotización u otros.

Los políticos y los sindicatos pueden discutir cómo llevar la medida a efecto. Lo que no se puede debatir es la conveniencia de adoptarla. Quizás podríamos empezar con los voluntarios, pero a la larga no habrá mas remedio que extenderla a la mayoría de los trabajadores.

3
Feb

El Padrón

Written on February 3, 2010 by Rafael Puyol in Arts & Cultures & Societies

Rafael Puyol

Es verdad que existe una contradicción en las políticas inmigratorias que obligan a expulsar a los inmigrantes irregulares y a la vez imponen a los ayuntamientos empadronar a todos los residentes en un municipio. Es verdad que hay pisos-patera en donde se hacinan más inmigrantes de los razonables. Es verdad que muchos extranjeros, con un simple visado de turista, pretenden empadronarse para beneficiarse con rapidez de los servicios sociales que suponen la inscripción. Es cierto que al igual que hay inmigrantes sin papeles, hay papeles sin inmigrantes, es decir, inscripciones de personas que no viven donde dicen. Es verdad que a veces se hinchan los padrones con fines electorales o económicos. Pero de ninguna de esas cosas tiene la culpa el Padrón. Su finalidad no es exclusivamente poblacional, pero debido al derecho y al deber que tiene todo ciudadano, documentado o no, para empadronarse, se convierte en una fuente demográfica de primera necesidad. Gracias al padrón, podemos saber cuántos extranjeros tenemos y cuántos de ellos (aproximadamente) son irregulares. Y conocer algunas características básicas de toda la población para prever y planificar sus necesidades presentes y futuras.

Es razonable que se intenten corregir los fraudes al Padrón. Y que ahora se pretenda establecer un límite de "habitabilidad" para autorizar el empadronamiento. Es sensato también que se apueste por la inmigración legal necesaria y se intente controlar la irregular. Pero entonces habrá que buscar un procedimiento para conocer la cuantía de esos sin techo "de iure" y resolver el problema de su atención sanitaria o escolar. Porque si vamos a seguir prestándole esos servicios allí donde residan ¿Qué trascendencia tiene que figuren en el Padrón o queden fuera de él?

El debate abierto va mucho más allá de la simple inscripción padronal. Lo que está en juego es la naturaleza y el alcance de nuestras políticas sociales. Al padrón, como a la rosa, dejémosle quieto.

1
Feb

Cada vez menos jóvenes

Written on February 1, 2010 by Rafael Puyol in Arts & Cultures & Societies

Rafael Puyol

Vaya a Google, escribe la palabra joven y encontrará más de 13 millones de resultados. Las voces aluden a sus actitudes, sus creencias, sus hábitos, sus comportamientos, su formación, sus aficiones, sus relaciones, y un sinfín de cosas más. Nada de lo que les es propio carece de tratamiento. Algunas entradas tienen detrás una extensa lista de cuestiones; otras contienen menos títulos, pero apenas si existen análisis que aborden el comportamiento demográfico de los jóvenes, un asunto que no sólo les afecta a ellos, sino a toda la población a la que pertenecen.

La situación demográfica de los jóvenes adquiere gran relevancia en nuestras sociedades y de manera muy especial en la española, que focaliza esta reflexión. Me centraré en la franja de edades de 18 a 25 años, aunque a veces los datos obliguen a utilizar la de 20 a 24 años. Lo primero que se constata es que los jóvenes de esas edades son pocos. En 1991 alcanzaron 5,2 millones debido a la llegada a esta franja de las generaciones del llamado "baby boom" español. Que se alarga de 1957 a 1977. En 2009 sólo eran 4,4 millones por la fuerte caída de la natalidad tras la explosión de nacimientos. Y aún serían menos de no mediar la fuerte inmigración extranjera que ha acumulado en los últimos años casi 800.000 personas de 18 a 25 años, sobre todo de origen rumano, marroquí y latinoamericano (ecuatorianos, bolivianos y colombianos). En esos cuatro millones largos hay más varones que mujeres, ya que aunque entre los jóvenes se mueren más los hombres, la diferencia inicial en el momento del nacimiento (105 varones por cada 100 mujeres) no se ha corregido todavía a los 25 años.


Read more…

30
Jan

Españoles en el mundo

Written on January 30, 2010 by Rafael Puyol in Arts & Cultures & Societies

Rafael Puyol

Veo con frecuencia los programas "Españoles y Madrileños por el mundo ". TVE y la Autonómica de Madrid han acertado con un producto interesante y bien hecho. Pero más allá de la posibilidad de viajar a través de la pantalla por lugares distantes y exóticos , las series tienen el valor de reflejar un cambio substantivo en el éxodo de nuestros ciudadanos.

El Padrón de españoles en el exterior (1-1-2009) alcanza casi un millón y medio de compatriotas. En ellos se entremezclan los viejos protagonistas de la España peregrina con los nuevos expatriados de los últimos lustros que los que prioritariamente se asoman por la pantalla y nos cuentan sus experiencias. ¡ Qué lejos queda la etapa de la salida inevitable, la angustia del desamparo, la vida con estrecheces, la soledad, el ahorro imprescindible, el deseo de volver ¡, es decir todo aquello que hoy protagonizan los inmigrantes que recibimos.

Los españoles del éxodo actual son otra cosa. Salen voluntariamente, tienen una preparación mejor, se acomodan bien en sus destinos, viven con holgura y poseen deseos de permanencia. La televisión nos muestra sus casas, sus ocupaciones, sus familias, los lugares que frecuentan y nada de ello tiene que ver con las condiciones de la vieja migración económica por necesidad. Y resulta particularmente notable en estos flujos el carácter emprendedor de muchos emigrantes. Se convierten con facilidad en pequeños y medianos empresarios en sectores industriales o de servicios frecuentemente ligados al comercio o el turismo. Otros, en las antípodas, confiesan haberse ido "por amor" un sentimiento que desconoce el significado de las fronteras. De todo tiene que haber en ese millón y medio de seres que se distribuyen por 160 países con una presencia mayoritaria en las Américas (60%). Manifiestan seguir añorando el país, pero ni siquiera el jamón que se convierte en una seña de identidad de la madre patria, les hace plantearse una vuelta rápida.

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept