- Humanities blog - https://humanities.blogs.ie.edu -

Blog “La cebolla frita”

ban [1]Banafsheh Farhangmehr, Ex Directora de Relaciones Externas de IE Humanities Center y Master in Marketing Management 2007, acaba de crear el blog de cocina iraní La cebolla frita [2]. Está ha sido su primera entrada.

Hola! Me llamo Banafsheh, soy iraní y amo la gastronomía.

Me encanta comer, cocinar y por supuesto fotografiar la comida aunque sé que a veces puedo resultar un poco pesada…

Decidí escribir este blog porque cocino comida iraní varias veces por semana y ¿por qué no compartir mis recetas y mis experiencias en la cocina?

La cocina Iraní se fundamenta en la hospitalidad: invitar a gente a casa y charlar mientras se comparten platos alrededor de una gran mesa. ¡Es una experiencia increíble! Un festival de texturas, colores, olores y sabores.

En una mesa iraní hay:

Comer en Irán no es solo satisfacer el apetito, es un estilo de vida:

Por la mañana, se piensa en cocinar para el almuerzo, luego qué cocinar para la cena y por la noche qué se cocinará para el próximo día.

Nuestra cocina es rica en especias aromáticas, lo que no significa que esté cargada de especias picantes. Por lo contrario, es una sensación mágica en la boca ya que está delicada y armoniosamente especiada.

Los platos están equilibrados. Usamos estos ingredientes que dan un toque ácido a la comida:

y el ingrediente fundamental que equilibra este toque acido, da profundidad y une los sabores del plato es ¡la fabulosa CEBOLLA FRITA!!!!

Es seguramente el ingrediente más importante, que no falta en ningún guiso iraní.

En la cocina Iraní hay muchos ingredientes fabulosos que son todavía desconocidos en Europa, algunos los he citado antes, como el Sumac, el azafrán, el cúrcuma, la lima seca persa, el berbero, la menta en polvo, la melaza de granada y los pétalos de rosa entre otros.

Sería increíble poder combinar estos ingredientes con la cocina moderna.

Ese es mi experimento mientras comparto la cultura del país que me vio nacer mediante su cocina.

¡Un país para comérselo en versión Persa!