- Humanities blog - https://humanities.blogs.ie.edu -

Desempleo y natalidad

Rafael Puyol [1]

Una mala noticia, una más: España es el país que registra la mayor tasa de desempleo femenino de toda la UE (18,4%). El valor es superior al doble del promedio y presenta un retraso profundo con los países mejor situados como Holanda, Dinamarca, Reino Unido o Alemania, todos por debajo del 7%. "Bueno, eso no será malo, al menos, para mejorar la natalidad" me decía un colega, insinuando que las mujeres aprovecharán esa forzosa tregua en el trabajo para tener los hijos supeditados a/o diferidos por su actividad laboral.

Me parece que no va a ser así. Cualquiera de los países citados por sus bajas tasas de paro femenino no están peor o están mejor que España por sus niveles de fecundidad. Las cosas no son como antes. Hubo un tiempo en que maternidad y trabajo se dieron la espalda. La incorporación masiva de la mujer al mercado redujo la fecundidad y la natalidad de las sociedades europeas. Pero ahora el nivel de actividad femenina no tiene demasiada relevancia para explicar las pautas reproductoras.

En general, los países con mayores tasas de ocupación de las mujeres coinciden con los que tiene índices más elevados de fecundidad y natalidad. Porque en muchos casos la decisión de tener un hijo o más pasa por la exigencia de un trabajo remunerado (y a ser posible estable) de la madre. Por ello, más paro femenino no sólo dificulta la atenuación de las diferencias con las tasas de actividad masculina, sino que va a provocar una recaída de la natalidad que ya navega en un mar de estrecheces.