- Humanities blog - https://humanities.blogs.ie.edu -

PASADO, PRESENTE Y FUTURO.

Fernando Fontes [1]

Past_present_future

Estoy seguro que todos hemos pensado alguna vez cual debería ser el equilibrio en nuestras vidas en relación a preocuparnos sólo por el presente o demasiado por el futuro y cómo nos condiciona el pasado.

Acabo de leer “El arte de ser feliz”  de Arthur Schopenhauer,  curioso título para  un libro cuyo autor ha pasado a la historia  como  el filósofo del pesimismo.

Pues bien, la regla nº 19 de este “Arte de ser feliz” versa sobre cómo debemos vivir el presente sin preocuparnos excesivamente del futuro y tratando de no estar condicionados por nuestro pasado.

Os reproduzco el texto:

“No hay que  entregarse a grandes júbilos ni a grandes lamentos ante ningún suceso, porque la variabilidad de todas las cosas puede modificarlo por completo en cualquier momento, en cambio, disfrutar en todo momento el presente lo más alegremente posible: ésta es la sabiduría de la vida. Pero la mayoría de las veces hacemos lo contrario: Los planes y las preocupaciones cara al futuro, o también la nostalgia del pasado nos ocupan tan plena y constantemente que casi siempre menospreciamos y descuidamos el presente. Y, sin embargo, sólo éste es seguro, mientras que el futuro y también el pasado casi siempre son diferentes de cómo los pensamos. Engañándonos de esta manera, nos privamos de toda la vida. Si bien, la búsqueda del pasado siempre es inútil, la preocupación por el futuro lo es a menudo y por eso sólo el presente es el escenario de nuestra felicidad, lo cierto es, sin embargo, que este presente se convierte en pasado a cada momento y entonces resulta tan indiferente como si nunca hubiese existido: ¿dónde queda, pues, un espacio para nuestra felicidad.”

Estoy de acuerdo, prácticamente, en todo, párrafo por párrafo, desde el inicial  “no hay que entregarse a grandes júbilos ni a grandes lamentos ante ningún suceso” hasta la pregunta final “¿dónde queda pues un espacio para nuestra felicidad?”.

Me resulta especialmente inquietante lo que dice de que tanto el futuro como el pasado, casi siempre son diferentes de como los pensamos.

Y, desde luego, creo que está en lo cierto al afirmar que sólo existe el presente y dependiendo cómo lo vivamos,  podremos llegar a ser felices.

Espero comentarios.