14
Mar

Madrid: más de un millón de extranjeros

Written on March 14, 2009 by Rafael Puyol in Arts & Cultures & Societies

Rafael Puyol

Puyol
Todavía está caliente el informe sobre la población extranjera empadronada en la Comunidad de Madrid a 1 de enero de 2009. Se trata de uno de los primeros trabajos que permite comprobar el impacto de la crisis en la evolución de la inmigración.

Todas las intuiciones y todos los pronósticos sobre la situación de la extranjería quedan verificados en el informe, pero en Madrid de forma menos rotunda que en otras partes de España.

Los datos de base de la radiografía son muy claros. El primero es la ralentización del crecimiento e incluso la disminución absoluta de inmigrantes si computamos solo los últimos meses. Pero se trata de un retroceso cuasi simbólico ya que desde el pasado Octubre sólo hubo 159 inmigrantes menos. Ciertamente han venido menos y algunos se han ido por lo que el crecimiento interanual ha sido menor que en otros periodos. No obstante debe tenerse en cuenta que muchos extranjeros han perdido su condición por haber adquirido la nacionalidad española. También por esta circunstancia Madrid adquiere una cierta singularidad al focalizar un tercio de las nacionalizaciones que se producen en España.

El segundo dato es que Madrid parece resistir mejor la crisis que otras Comunidades al menos en lo que se refiere al trabajo de los extranjeros. Sus tasas de paro son más reducidas aunque sean fuertes y se observe un claro deslizamiento de muchos inmigrantes hacia la economía sumergida que en una ciudad grande como la capital ofrece más oportunidades.

Por lo demás el informe dibuja un panorama que ya conocíamos. La población inmigrante rebasa el millón de personas que suponen el 17 % de los habitantes. La vieja condición madrileña de rompeolas se hace ahora más internacional, dando lugar a una ensaladera étnica con un componente esencial latinoamericano, ingredientes europeos (rumanos) y norteafricanos (marroquíes) y un aderezo oriental (chinos).

Madrid es casi sinónimo de inmigración, que se ha convertido en un componente básico de su poblamiento y de su prosperidad, y tiene una gran capacidad de acogida de gente con vocación de permanencia. No sé cuantos extranjeros se irán por la crisis, pero no duden que la mayoría intentará quedarse.

Comments

No comments yet.

Leave a Comment

*

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept