17
Apr

Julián Montaño

    Creo que esto del IE School of Arts and Humanities, hay que celebrarlo en un post. Qué menos. Los pájaros augures se han cruzado en el tiempo y lugar propicio y tenido lugar la in-auguratio, el comienzo de la construcción del edificio sagrado. Es un proyecto fascinante que sale a la estela de lo ultimo y más vanguardista en cuanto al concepto de una School. Pero quiero dar la vara con qué tipo de alumnos nos vamos a encontrar para la School.
    ¿Estamos en los años 80 y 90? No. El alumno no podrá esperar un centro de gente homogénea, con las mismas inquietudes y las misma expectativas, un mismo background y una misma pulsión a repetirlo.
¿Estamos en los años 80 y 90? No. El estudiante ha dejado de ser el receptor pasivo de contenidos magistralmente administrados por generalistas en la materia.
    ¿Estamos en los años 80 y 90? No. El estudiante ya no es el viandante no comprometido con su escuela que va de paso a rellenar alforjas.
    Nos encontramos con estudiantes internacionales, de backgrounds a cada cual más peregrino, con intereses e inquietudes de lo más diverso. Vienen a aprender, pero a aprender en comunidad, participando en todas las oportunidades que se le ofrezcan para asumir los contenidos creativamente, usando las nuevas tecnologías si hiciera falta, y vienen a comprometerse en un proyecto. Si la escuela lo que le ofrece es más que una escuela, es toda una manera divertida, vanguardista, de acceso a las comunidades del saber entonces entrarán en un compromiso más profundo con la institución. Será una institución en sentido hegeliano, allí donde las voluntades coinciden.

Copia_de_copia_de_logo_ie_humanitie

Comments

No comments yet.

Leave a Comment

*

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept