5
Mar

Un curioso caso lógico

Written on March 5, 2008 by Julián Montaño in Arts & Cultures & Societies, Philosophy

                                   Julián Montaño

Images Haciendo análisis del lenguaje uno se encuentra con casos curiosísimos. Uno de ellos es la lógica de los opuestos. Un opuesto a “caliente” es “frío”, y un opuesto a “delante” es “detrás”. Sin embargo ambos opuestos no siguen la misma lógica. Si algo no está “frío” no significa inmediatamente que algo esté “caliente” porque hay una gradación entre “caliente” y “frío”, sin embargo si algo no está  “detrás” se sigue inmediatamente que ese algo está “delante”. Otro aspecto lógico de los adjetivos opuestos es que a veces el opuesto cambia por completo el significado del sustantivo que califica. Veamos el caso de “verdadero” y “falso”. Una oración (“proposición” se llama en lógica) “verdadera” es lo contrario de calificar a esa misma oración como “falsa”, en ambos casos tenemos una oración, la oración “todo los hombres del presidente eran conspiradores” es una oración sea verdad o no que los hombres del presidente fueran conspiradores. Sin embargo veamos qué pasa cuando ese par de opuestos lo aplicamos no al objeto “oración” sino al objeto “billete”: “este billete de 100 euros es verdadero” significa que tengo ante mí un billete de 100 euros; “este billete de 100 euros es falso” significa que NO tengo ante mí ningún billete de 100 euros, un billete de 100 euros falso no es ningún billete con la propiedad especial de ser falso, es que no es ningún billete. Algo parecido pasa con “muerto” y “vivo”. Un ser humano vivo es un ser humano, un ser humano muerto no es un ser humano con una característica especial, la de estar muerto, simplemente es que YA no es un ser humano, es un cadáver. Esto pasa porque “verdadero” y “falso” o “muerto” y “vivo” indican no dos propiedades contrarias respectivamente sino que indican la ausencia absoluta de la propiedad contraria positiva y, ésta,  la propiedad contraria positiva (“verdadero”, “vivo”) indica que el objeto está en activo en sentido absoluto. Curiosamente esto no pasa con las obras de arte. Una obra de arte falsa indica que es falsa su autoría, pero no que no sea una obra de arte –a menos que uno mantenga la doctrina estética de que es la originalidad lo que hace que una obra de arte sea una obra de arte, lo cual le traería problemas con el arte fotográfico o la pintura pop.

Comments

rabaty August 31, 2013 - 3:36 pm

Check this out…

Here are some of the sites we recommend for our visitors…

Leave a Comment

*

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept